Conceptos básicos de fotografía (Parte I)
La trinidad de la fotografía – Velocidad de Obturación

Como comenté en esta publicación, empezamos con una serie de publicaciones sobre lo básico de la fotografía.

El componente principal de la fotografía es la luz. Para mí, la fotografía consiste en entender como actúa la luz, saber manipularla y captarla de manera que transmita una idea o sentimiento (anotaros esa frase que algún día será famosa). Por eso, para empezar a dar los primeros pasos por el increíble mundo de la fotografía es necesario tener bien claros los conceptos de sus 3 principales factores: Velocidad de obturación, Apertura del diafragma e ISO.

Estos tres factores son los que se encargan de recibir la luz para plasmar la escena, y son los que más influyen para obtener una buena (o mala) fotografía. El proceso de sacar una fotografía con la cantidad de luz correcta se denomina exponer. En futuros artículos veremos las diferentes técnicas de exposición, pero de momento vamos a empezar por lo básico.

Estos tres factores tienen una relación directa con la cantidad de luz que permiten captar a la cámara (exposición), y otra propiedad única que afecta a la imagen obtenida. Para que sean más sencillas de entender y recordar, las podemos llamar función lumínica y función artística.

En esta primera serie de artículos analizaré cada uno de los factores y como se interrelacionan entre ellos para exponer correctamente una fotografía.

¿Qué es la velocidad de obturación y para qué sirve?

La velocidad de obturación (también conocida como tiempo de exposición) es el tiempo en el que el sensor de la cámara (o la película en las cámaras analógicas) recibe la luz de la escena que se quiere capturar. Es decir, es el lapso de tiempo que dura la fotografía. Por ejemplo, una velocidad de obturación de 1/1000 nos indica que cuando aprietes el botón de la cámara para sacar la foto, la cámara captará la luz de la escena durante 1 milisegundo (1/1000 de segundo) y una velocidad de 1/2 nos dirá que la escena se captó durante medio segundo.

Actualmente, el rango normal de velocidad de obturación de las cámaras va desde 1/4000 de segundo hasta 30 segundos en los modos automáticos y puede prolongarse a minutos, horas o lo que el fotógrafo necesite gracias al modo BULB de la cámara. Hablaremos del modo BULB en otro artículo. En la escala, cada paso de velocidad de obturación permite recibir el doble de luz que el paso anterior; en tu cámara podrás ver algo así:

… 1/4000, 1/2000, 1/1000, 1/500, 1/250, 1/125, 1/60, 1/30, 1/15, 1/8, 1/4, 1/2, 1″, 2″, … aunque también existen valores intermedios (medios y tercios pasos).

Como comentaba anteriormente, la velocidad de obturación tiene dos propiedades principales:

Propiedad Lumínica. A mayor tiempo de exposición la cámara recibirá más luz y la escena estará más iluminada.
Propiedad Artística. A mayor tiempo de exposición la fotografía saldrá en movimiento, y a menos tiempo saldrá más estática.

La velocidad de obturación es la causante de esas fotos movidas que nos dan tantos dolores de cabeza. Esto ocurre porque la cámara considera que no tiene suficiente luz y para captar más luz aumenta el tiempo de exposición, lo que hace que un objeto aparezca movido o borroso si mueve lo suficientemente rápido en el momento de la fotografía. Esto puede ser un inconveniente para la mayor parte de la gente, pero para algunos puede ser muy útil a la hora de crear escenas dinámicas como esta:

0. Li noch 2
Bangkok – 2 segundos

Por otro lado, una velocidad de obturación rápida ayuda a evitar los desenfoques por trepidación (el movimiento involuntario de la cámara mientras se saca la fotografía). En la imagen se puede ver la diferencia entre sacar una fotografía a 1/60 y a 1/10. Al contrario de la foto de 1 décima de segundo, la que se sacó a 1/60 no está movida porque la velocidad ayudó a evitar la trepidación ocasionada por el pulso del fotógrafo.

blog1
Velocidad de obturación: Izq. 1/60 Der. 1/10

Los primeros pasos controlando la velocidad de obturación

Para poder empezar a “jugar” con la velocidad de obturación podéis utilizar el modo de prioridad a la obturación de la cámara: Tv o S (si tenéis una Canon o una Nikon respectivamente). Este modo permite al usuario utilizar la cámara en Semiautomático, pudiendo elegir la velocidad de obturación sin miedo a que la escena no salga bien expuesta.

Cuando el modo de prioridad a la velocidad de obturación está activo, se puede elegir una velocidad específica dependiendo el efecto que se quiera lograr. Por ejemplo, en una carrera de coches de fórmula 1 queremos sacar una fotografía de manera que no haya movimiento y el coche quede “congelado”. Para esto utilizaremos una velocidad de obturación muy rápida de una o dos milésimas de segundos (1/1000 o 1/2000). Mientras que por otro lado, en una carretera con coches por la noche queremos que los coches dejen una estela de luces y se vea el movimiento, configuraremos la cámara con un tiempo más alto (3 segundos).

0-playa1
Una velocidad muy rápida permite congelar el movimiento. (Esta foto: 1/500)

La mejor manera de aprender a controlar la velocidad de obturación es practicando. Aquí os dejo unas cuantas situaciones y las velocidades de obturación que serían recomendable utilizar:

Evitar trepidación en escenas comunes: 1/60 a 1/125 (valor cercano al pulso del fotógrafo)
Congelar corrientes de agua: 1/250
Corrientes de agua con movimiento: 1/100 o 1/60
Corrientes de agua efecto seda: 1/2 a 1 segundo
Sujetos andando a una velocidad baja: 1/60 o 1/80
Sujetos corriendo: 1/125
Sujetos a velocidad alta: 1/250 o 1/500
Fotografía deportiva: 1/250 hasta 1/2000 en formula 1, por ejemplo.
Trazas de estrellas: Utiliza la calculadora de startrails de FotoTool
Paisaje o edificios y evitar la gente en movimiento: 5″ a 30″
Estelas de gente en movimiento: 2″ a 4″
Fotografía nocturna y de larga exposición: A partir de 1″

Ahora te toca a ti. Apunta y dispara!!!

¿Sabías que…? 

El zoom de la mayoría de las cámaras de los móviles es un zoom digital y simplemente amplía los pixeles para simular un zoom óptico perdiendo mucha calidad. Siempre que puedas hacerlo, lo mejor es acercarte más a lo que estés fotografiando en lugar de hacer zoom con la cámara. La calidad de tus fotografías mejorará muchísimo. SAY NO TO DIGITAL ZOOM!

 Preguntas? Sugerencias? Consejos? Correcciones? No olvides dejarnos tus comentarios!!!!

Síguenos en:Tweet about this on TwitterFollow on Facebook