Conceptos básicos de fotografía (Parte II)
La trinidad de la fotografía – La apertura del diafragma y el número f

En artículos anteriores dijimos que es necesario tener bien claros los conceptos de sus 3 principales factores: Velocidad de obturación, Apertura del diafragma e ISO. Después del primer artículo sobre la Velocidad de Obturación, ahora es el turno de la apertura del diafragma.

¿Qué es la apertura del diafragma y para qué sirve?

– “Utiliza una apertura baja para paisajes o una alta para retratos”. – “Si hay poca luz abre un poco el diafragma”. – “Con esas luces molaría un efecto Bokeh!”…  si te quedaste con cara de no entender nada, no te preocupes! Te aclararé todo lo básico que tienes que saber sobre la apertura.

En fotografía, el diafragma de un objetivo esta compuesto por un disco o un sistema de aspas/aletas/láminas/hojas fijas o regulables que dejar pasar una cantidad de luz determinada. Cuanto más abierto esté el diafragma más luz dejará pasar. El número de hojas que tenga el diafragma influirá en algunos efectos como el Bokeh del cual hablaré en otro artículo, o en el número de rayos de luz, seguramente os habréis fijado alguna vez en en número de destellos de las luces de vuestras fotos.

diafragma

En resumen, la apertura del diafragma esta directamente relacionada a la cantidad de luz que deja pasar al sensor de la cámara. Cuando más abierto esté el diafragma, más luz dejará pasar.

Sin embargo, en la fotografía no se utiliza el diámetro de la apertura directamente ya que en la luz que entra también influye la distancia focal del objetivo (la veremos más a detalle en otro artículo, de momento quedaros con la idea de que la distancia focal está especificada en milímetros en el objetivo y a grandes rasgos influye en el grado de “zoom” de la foto). Para determinar la luminosidad de un objetivo se utiliza el número f, que se calcula dividiendo la distancia focal entre el diámetro de la abertura del diafragma. Como el número f es el resultado de un cociente, este es inverso a la apertura, es decir, a mayor número f menor apertura y viceversa.

Al igual que en la velocidad de obturación, existe una escala de pasos de los números f donde en cada paso se permite que entre la mitad de luz que en el paso anterior (recuerda que a mayor f menor luz). La escala se denomina escala estándar de números f:

1.0 – 1.4 – 2 – 2.8 – 4 – 5.6 – 8 – 11 – 16 – 22 – 32 – 45

Además de la escala estándar, también podemos encontrar escalas que avanzan a 1/2 o a 1/3 de paso. Esto permite al fotógrafo un ajuste mucho más fino de la cantidad de luz que quiere dejar pasar:

2 2.2 – 2.4 2.52.83.23.2 – 3.544.5 4.8 5.05.66.36.7 7.18

La apertura máxima de un objetivo es un parámetro importante a tomar en cuenta ya que indicará lo luminoso que puede llegar a ser ese objetivo, es decir, la mayor cantidad de luz que será capaz de dejar pasar ese objetivo hacia el sensor de la cámara. Normalmente este número se indica en los objetivos y puede variar de acuerdo a la distancia focal.

Por ejemplo, en el objetivo de la imagen se puede ver que la distancia focal varía de 18 mm. a 55 mm. Esto significa que para la menor distancia focal (18 mm.) la máxima apertura será de f 3.5 y para la máxima será de f 5.6.

Objetivo1

¿Y para que sirve la apertura? Si leísteis el articulo anterior ya lo habréis imaginado, la apertura tiene dos propiedades principales:

Propiedad Lumínica. A mayor apertura (menor f) la cámara recibirá más luz y la escena estará más iluminada. Esto ayuda muchísimo en situaciones con baja luz.
Propiedad Artística. A mayor apertura menor profundidad de campo, es decir, más desenfoque entre objetos a diferentes distancias.

La apertura también influye muchísimo en la nitidez de la imagen. Con aperturas muy pequeñas (f alto) la nitidez baja bastante y con aperturas grandes se obtiene mayor nitidez pero en un área más limitada, debido a la pérdida de profundidad de campo. Los objetivos no tienen el mismo número f de máxima nitidez, así que para encontrarlo lo mejor es realizar pruebas a diferentes aperturas. Al punto óptimo de nitidez de un objetivo se le denomina “punto dulce”. Una vez encuentres el punto dulce de tu objetivo recuérdalo bien, porque es muy útil. En el apartado “sabías que…” de este artículo te enseño una forma sencilla para encontrar el punto dulce de tu objetivo.

La profundidad de campo, todos la hemos visto en acción

Todos hemos visto lo que la profundidad de campo puede lograr en las fotografías. La profundidad de campo o PDC (en ingles Depth of Field – “DOF”) es el espacio aceptablemente nítido por delante y por detrás del objeto enfocado, comprendido entre el primer y el último punto reproducidos en el mismo plano de enfoque.

En esta imagen se puede observar claramente:

A3_ES_DOFImagen
Un número f bajo nos permite enfocar una zona de la fotografía a detalle mientras difuminamos el resto, dando énfasis a una zona de la fotografía:

tsuki
Enfoque sobre el ojo de Tsuki con un f/2.8 y una distancia focal de 50mm.

O incluso jugar con las distancias y los tamaños de las personas gracias a un número f alto:

dino1
Con un número f muy alto se pueden lograr efectos tan chulos como este

NOTA. Además del número f y de la distancia focal, la profundidad de campo depende de otros factores como el tamaño del círculo de confusión máximo, la distancia de enfoque y el sensor de la cámara. Si quieres información más detallada sobre la profundidad de campo puedes descargarte gratuitamente la aplicación FotoTool para Android. Ahí encontrarás todos los cálculos y explicaciones necesarios para aprovechar la profundidad de campo al máximo!

La profundidad de campo y la apertura son difíciles de dominar, pero la mejor manera de llegar a entenderlos bien es practicando.

Apunta y dispara! Sólo tienes que utilizar el modo de prioridad a la apertura de tu cámara: Av o A (si tenéis una Canon o una Nikon respectivamente). Este modo permite al usuario utilizar la cámara en Semiautomático, pudiendo elegir la apertura para el efecto que se quiera conseguir. La cámara calculará el resto de parámetros para que la foto salga bien expuesta.

Cuando el modo de prioridad a la apertura está activo, se puede elegir una apertura específica dependiendo el efecto que se quiera lograr. Por ejemplo, para un retrato queremos que la persona salga bien enfocada mientras que el fondo salga difuminado. Para esto utilizaremos una apertura alta (un número f bajo, por ejemplo f2.8 o f4) y nos acercaremos bastante a la persona (recordad que la distancia también influye en la profundidad de campo). Mientras que por otro lado, usaremos una apertura muy baja (número f alto) cuando queramos que todo en la foto salga bien enfocado, como por ejemplo en un paisaje. Aquí podéis ver a mis 6 supermodelos posando para una foto a diferentes aperturas, el enfoque está sobre la pelota de béisbol. Si pincháis sobre la imagen veréis las diferencias más a detalle.

supermodels

¿Sabías que…? 

Encontrar el punto dulce de tu objetivo es muy sencillo. Solo necesitas colocar la cámara en un trípode o en un sitio fijo asegurándote de que no cambie de posición y colocar un póster o un grupo de objetos a una distancia en la que salgan todos en la fotografía. Asegúrate que estén bien iluminados.

Después coloca la cámara en modo Prioridad de Apertura, si tu objetivo no es fijo elige una distancia focal y enfoca a los objetos y saca una fotografía. Ahora repite el proceso aumentando la apertura en un paso. Normalmente el punto dulce se encuentra entre el 3er y 5to paso de apertura del objetivo, pero por lo menos saca las 6 o 7 primeras.

Una vez terminadas las fotos, pásalas al PC y revísalas ampliándolas al 100%. comprueba cual tiene mayor nitidez y menos aberraciones cromáticas (distorsiones ópticas).

Puedes repetir este proceso cambiando la distancia focal si tu objetivo es de distancia variable. El punto dulce también va cambiando de acuerdo a la distancia focal.

Preguntas? Sugerencias? Consejos? Correcciones? No olvides dejarnos tus comentarios!!!!

Síguenos en:Tweet about this on TwitterFollow on Facebook